miércoles, 8 de junio de 2011

Erase en un principio

Hace mucho tiempo que no pasaba por este lugar, en verdad que lo extrañaba sentía nostalgia al descubrirme sin sus palabras y la ausencia de las mías al parecer el diario correr del día a día había parecido agotar este espacio al olvido, pero la misma vida en muchas ocasiones nos recuerda que hay cosas que están ligados a nuestra historia a cada fibra de lo que somos y muy seguramente este pequeño rincón de mis desvaríos poéticos de mis razonamientos de los mas desesperados gritos de mi alma querían correr para aferrarse a este trozo de cielo donde a veces llueve o hace frio; lleno de magia, tragedias, despedidas, historias o simples letras que emergen del pensamiento humano o de la desesperación del hombre por expresar todo lo que lleva dentro que recorre cada centímetro y esta esperando salir.


Ver todo a mí alrededor, todo aquello que me rodea lo que parece hacer parte de mi pero que ignoraba por completo; las calles, las personas el amor el odio cada centímetro de asfalto que habla por si solo y que acostumbra revivir entre ella una historia muy parecida la de aquellos que deambulan en algún rincón del cielo azul buscando la felicidad.

Hace ya varios meses que suelo caminar sola quizás de tanto hacerlo he aprendo a escuchar mi voz en medio del ruido de otros que también aparentan llevar algo que decir en su mirada, descubrirme, viajar al fondo de mis afectos mientras camino silenciosa buscando un lugar en el que mi silencio pueda dejar de serlo y poder inventar con el un dialogo capas de responder a cada uno de estos interrogantes que surgen mientras camino sola.


Entonces...

Todo parece blanco, sin un lugar a donde correr más que aquel en el que el silencio torna como respuesta, quizás como zumbos o ecos capaces de remover las fibras mas profundas de mí ser como un terremoto interno capas de demoler todo, que te derrumba a ti y a todas las preguntas que angustian el corazón ¿felicidad?¿volver? ¿Amar? ¿Qué quieres de mí? ¿Qué puedo hacer? ¿Cuándo? ¿Cómo? Sentirte tan débil ante este silencio que responde todo, en el cual eres capas de despojarte porque simplemente su silencio dice todo lo que necesitabas escuchar. Tantas veces he caminado sintiéndome sola pero es quizás en esos momentos cuando lo descubro a El…Mi Dios y mi Todo…sentado en silencio mientras todos caminan a su alrededor sin dar cuenta de su presencia entre la gente, pero esta allí en silencio; silencio que tranquiliza mi afanado caminar, mi intento de encontrar respuestas, mi terquedad al querer saberlo todo y no entender nada, descubrirlo tan cerca pero siempre en silencio. Es entonces cuando este su silencio de una manera misteriosa me devuelve la paz; de una forma extraña encuentro felicidad en esto, no en la respuesta a todos mis interrogantes sino al saber que El esta ahí que su mirada y su sonrisa me permite comprender que jamás lo entenderé pero que El tiene el control de todo lo cual es suficiente para mi.


Entonces…

Como ERASE EN UN PRINCIO las fuerzas retornan, no hay mas preguntas más que esta tranquilidad de que todo estará bien, de que si estas tú nada falta todo basta y tu voz que es capaz de sanar todo el alma renueva cada latido de este caminar, el dolor, mengua la larga espera es ahora esperanzadora llevándote todo el dolor y que al igual que la ultima vez es tiempo de volver a comenzar y volver a respirar.

5 comentarios:

  1. Pues amiga mia, luego de casi un mes, estoy de vuelta, pasar por tus letras siempre tiene ese toque de tranquilidad que no me deja ir....

    Nunca es tarde para volver a comenzar... nunca es tarde para sacudir el polvo de tiempos pasados y estar dispuestos a emprender el camino... y seguir.. o mejor avanzar...

    Un abrazo Catty querida....

    JALE

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso,cómo siempre.Tus diálogos internos ,me llegan al alma.
    Cuídate mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Esos dialógos te guiarán en tu destino.

    ¡Un placer!

    (http://anapedraza.blogspot.com/)

    ResponderEliminar
  4. Hola Catterine, Estoy a tu lado, en esos diálogos internos, estás muy cerca de Él, te lleva poco a poco a según es tu paso, sin forzar tu voluntad. Nuestro Dios es una delicadeza , es un Amante que te lleva de la mano sin tu a penas darte cuenta. !Déjate llevar de su mano!
    Me gustaría que te pasarás por mi blog y escucharas mi poema en un vídeo, mi voz a sorprendido a muchos poetas. Espero que te guste
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar

Gracias por inmortalizar sus letras en este lugar